Skip links

En el último artículo te explicamos cómo ahorrar con un banco pues bien en este lo que haremos será darte unos consejos sobre cómo negociar con un banco.

La negociación bancaria no tiene que ser algo difícil si se lleva bien, es algo que además de lo que tenemos que ser conscientes si queremos poder hacer las cosas como es debido.

También aconsejamos a los que nos leen que a la hora de poder negociar con banco es necesario que de manera previa seas ya cliente de la entidad.

Es muy complicado que un no cliente pueda negociar con su entidad bancaria más todavía cuando no tiene ningún trato previo con la entidad.

Los bancos cuando vas a pedir un préstamo o cualquier otro producto financiero si te fijas siempre te dicen lo mismo, “primero queremos conocerte como cliente”.

Lo dicen por dos razones, primero porque con esto conocen un poco mejor la solvencia de quien puede ser su cliente y en segundo lugar para poder captar a los clientes.

Una táctica cada vez más habitual de las entidades bancarias es la de ofrecer financiación como puede ser la de los préstamos pre concedidos con la intención de captar mayor número de clientes.

Son los primeros que saben que luego casi ningún cliente tendrá acceso a esta financiación pero aun así y gracias a esta herramienta de marketing habrán conseguido captar a muchas de estas personas.

Es algo a tener muy en cuenta cuando de lo que hablamos es de captación bancaria pues es algo que se repite en prácticamente todas las entidades bancarias.

¿Cómo podemos negociar con bancos?

El primer consejo es saber cuál es nuestra situación financiera.

Dependiendo de la situación financiera que tengamos nuestra capacidad de negociación será mayor o menor.

Algo necesario en cualquier tramitación bancaria es conocer el margen que tenemos para poder negociar con la entidad.

A la hora de negociar con un banco siempre tendrá mayor margen aquel con unos ingresos de 5000€ mes, sin endeudamiento y deudas que aquel otro que gana 1000€ y que además está en algún registro de morosos.

Pasos para negociar con un banco, negociar con bancos, préstamos pre concedidos, adiós a tu hipoteca, consejos financieros, préstamos hipotecarios, bancos

Sin esto claro es mejor no hacer ningún intento de negociación pues casi seguro perderemos tiempo nada más.

Cuando ya conoces tu situación y según la que sea ya podemos empezar a plantear la negociación.

Una de las claves en mi opinión está en saber lo que podemos y no contratar.

Si podemos estar interesados en contratar alguno de los muchos servicios que también ofertan los bancos como son los planes de pensiones, seguros y demás una muy buena táctica es contratar los mismos junto con el préstamo.

Al hacerlo de esta manera podemos a cambio pedir al banco que reduzca o nos quite ciertas cosas como pueden ser las comisiones y cosas de ese estilo…

Por supuesto para que esto tenga sentido tienes que necesitar contratar esos servicios pues sino al final más que ahorrar acabaras gastando más de lo previsto.

Otra de las opciones con las que cuentas para negociar con el banco es mostrar la gran cantidad de productos financieros que puedes tener contratado.

Si eres una de esas personas que tiene contratados muchos de estos productos hacérselo ver a cualquier entidad lo que provocara es que te quieran tener como cliente.

Para cualquier entidad el cliente ideal no es aquel que tiene dinero en cuenta, es aquel que tiene decenas de productos financieros (que ellos también comercializan) aunque sea con otras entidades pues saben que pueden luego conseguir captarlo como cliente de ese producto.

Donde seguro no tendrás negociación es si no tienes una situación financiera estable y además tienes lo mínimo en productos financieros.

Las cuentas bancarias no son prácticamente rentables para la entidad, pueden serlo si sus clientes tienen mucho capital metido pero sobre es en la venta de productos y servicios donde tienen fijado su interés.

Adiós a tu hipoteca y Consejos financieros