Skip links

Los préstamos no tienen por qué ser necesariamente ofertados por banco, el dinero privado lo demuestra. ¿Eso lo sabías?

El dinero privado o préstamos de capital privado están a la orden del día en España siendo además su importancia cada vez mayor en el sistema financiero.

¿Por qué estos préstamos de capital privado en España son ahora tan importantes, que características tienen, como son tramitados?

Todo esto es lo que te vamos a mostrar en adiosatuhipoteca.com

Lo que más llama la atención al comparar diferentes créditos es el coste que estos tienen.

¿El dinero privado es siempre más caro que el ofertado por los bancos?

Si lo es aunque razones no les faltan.

Para entender esta diferencia de coste primero tenemos que conocer las diferentes tipos de financieras que son cada una.

Mientras que los bancos son entidades bancarias controladas y gestionadas por el Banco de España las financieras particulares por el contrario son entidades privadas gestionadas por asesores e inversores.

Y la diferencia de coste no es debido a esto, se da por como capta el dinero cada una de estas entidades.

dinero privado

Así como un banco puede captar dinero para prestar de manera muy fácil (depósitos bancarios, como lugar de depósito del dinero de sus clientes) las financieras privadas por el contrario tienen que esforzarse para captar esta inversión.

Lo habitual es que estas financieras suelan tener que ofrecer rentabilidades en forma de tipos de interés a los inversores para que estos se decidan a invertir.

Según la operación el tipo de interés será mayor o menor pero de lo que no hay duda es de que su coste será superior al bancario.

Un inversor privado no va a realizar uno de estos préstamos (y más si conoce el modelo de inversión existente) si no se le ofrece a cambio una rentabilidad que le merezca la pena.

Los bancos todo esto no lo tienen que hacer, primero porque cuentan con ahorradores los cuales meten su dinero en sus cuentas y segundo porque luego también tienen el mercado interbancario.

Esa es la gran ventaja de las entidades bancarias con respecto al resto de entidades financieras y por las cuales sus préstamos serán siempre más baratos.

La diferencia de coste además se puede comprobar comparando ambos tipos de financieras con préstamos similares.

Si nos ponemos a comparar un préstamo personal privado con uno bancario por ejemplo veremos la diferencia.

Mientras que un préstamo bancario puede rondar el 5-10% de interés anual el de capital privado por el contrario puede ser fácilmente del 15% o más.

No obstante donde más vemos la diferencia de coste es en los préstamos hipotecarios.

En los créditos personales también pero no tanto.

Es en las hipotecas privadas donde el tipo de interés de media ronda el 12% anual donde si vemos diferencia con los bancos.

Más ahora cuyos tipos de interés además están en mínimos por lo reducido que esta el Euribor en estas últimas fechas.

Tampoco es que sea algo preocupante esta diferencia de tipos de interés pues la utilidad de cada crédito es muy diferente en cada caso.

Dinero privado y préstamos privados